Archivo mensual: septiembre 2011

El Discurso de Graduación más Desastroso y Efectivo de la Historia

No sé si usted recuerda su discurso de graduación. Pero generalmente, estas ocasiones plagadas de tantas emociones y recuerdos, tienen ciertos clichés que se repiten. Por ejemplo los oradores son personas destacadas o valoradas por la comunidad que le brindan a los graduandos palabras
de esperanza como: “Tu puedes”, “Sueña en grande”, “Levántate”, “Es hora de triunfar”, “Es hora de cambiar el mundo”, etc… Son discursos nobles y emotivos, que buscan inspirar a los graduandos a que alcancen más en su vida.

Hace algunos años Bill Gates fue invitado a una secundaria a dar el discurso de graduación; y digamos que utilizó un método poco ortodoxo. Gates, quien según la revista Forbes, vuelve a ser en el 2011 el hombre más rico de la tierra y el fundador de Microsoft, llegó, les habló durante 5 minutos y salió del auditorio. Y aunque el tono del discurso no estuvo cargado de dichos clichés triunfalistas, digamos que le dio a los adolescentes una buena dosis de realidad. Ovación que imaginaran fue del doble del discurso por los padres y familiares presentes.

El mismo quiso compartir 11 reglas por las que el mundo vive y que cualquier joven que quiera ser exitoso debe conocer que por ellas será medido, si es que quiere ser exitoso en la vida. Aquí les comparto las 11 reglas de lo que yo llamo el discurso de graduación mas desastroso, pero
efectivo de la historia. ¡Que lo disfruten!

Regla Uno– La vida no es justa, acostúmbrate a ello.

Regla Dos– Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.

Regla Tres– No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido de la preparatoria y no serás un vicepresidente hasta que con tu esfuerzo te hayas ganado ambos logros.

Regla Cuatro– Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

Regla Cinco– Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: Le llamaban oportunidad.

Regla Seis– Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no
lloriquees por tus errores; aprende de ellos.

Regla Siete– Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos
como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa y escucharte hablar acerca de la nueva onda en la que estabas. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

Regla Ocho– En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre
ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

Regla Nueve– La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a tí mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

Regla Diez– La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la
gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

Regla Once– Sé amable con los “NERDS” (los más aplicados de tu
clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Recuerda: ¡Si tienes metas y sueños, siempre se pueden llevar A Otro Nivel!

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¿Quién eres tú?

El afamado psicólogo Dale Keaton y ex asesor de
la Casa Blanca durante la incumbencia del ex presidente Bill Clinton dijo: “Hay tres preguntas que el ser humano se hace desde la cuna hasta la tumba: “¿Quién soy yo?, ¿Qué estoy haciendo aquí? y ¿Quiénes son esos otros que me rodean?”. Así que definir clara y saludablemente nuestra identidad tiene implicaciones muy serias en torno a nuestra existencia, propósito y vivencia como seres humanos. ¿Quién soy yo?, es una pregunta que la religión, la filosofía, la educación, la psicología, la antropología y muchas otras disciplinas del saber humano se han hecho, pues la respuesta a esta pregunta nos ubica, nos define, moldea nuestro destino, pues determina como vamos de responder a las diferentes circunstancias de la vida a las que nos enfrentemos.

La identidad en palabras sencillas, es “la definición que tiene de
usted”
. Y dicha definición establece parámetros emocionales y mentales sobre lo que quiere y espera de la vida. Hemos conocido en el camino gente capaz, productiva, extraordinariamente talentosa, con un llamado claro de parte de Dios, e inclusive, con una gracia y unción de Dios maravillosa para desarrollar sus ministerios, pero con grandes
luchas en su interior por sus quebrantamientos en el área de su identidad.

Le regalo esta meditación que será parte de nuestro próximo libro Transformación sin límites bajo el editorial Casa Creación en el próximo mes de noviembre, la que nos hace reflexionar acerca de nuestra identidad.

¿Quién soy yo? 

Un líder o un seguidor.

Alguien que hace la diferencia o una víctima.

Alguien que busca oportunidades para crecer o alguien que da excusas.

Alguien que es parte de la solución o alguien que es parte del problema.

Alguien que se pone de pie ante la adversidad o alguien que se queda en las sombras llorando sus penas.

Alguien que agradece lo que tiene a la mano para hacer o alguien que
maldice por lo que ya no puede.

Un entusiasta que ve en sus crisis, oportunidades o un pesimista que ve en sus dificultades, solamente crisis.

Alguien que escoge sonreír o alguien que escoge vivir con el ceño fruncido.

Alguien que decide perdonar o alguien que decide vivir odiando.

Alguien que decide compartir de lo mucho que ha recibido o alguien que
decide recelar por quienes tienen mas que el.

Alguien que decide vivir sembrando o alguien que decide morir reteniendo.

Alguien que acepta las cosas como son o alguien que busca mejorarlas.

La Biblia en 1 Pedro 2:9 nos dice que nosotros somos: Linaje Escogido, Real Sacerdocio, Nación Santa, Pueblo adquirido por Dios, para que anunciemos las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. Viva conforme a la identidad que nuestro Padre nos dejó.

Recuerda, si tienes metas y sueños siempre se pueden llevar A Otro Nivel.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized